background

DERRIBEMOS MITOS: “ESTOY GRANDE PARA ESTUDIAR OTRA CARRERA DE CERO”

NUCBA2023-01-23

Estoy seguro que más de una persona que entró a esta nota se habrá identificado con el título. Ya sea sintiéndose “esa” persona que tiene 30, 40 o 50 años y desea involucrarse en carreras relacionadas a la tecnología, o también sería válido para quien recién terminó sus estudios secundarios y en su camada comparte un espacio de estudio con alguien que tiene la edad de sus padres.

Estoy seguro que más de una persona que entró a esta nota se habrá identificado con el título. Ya sea sintiéndose “esa” persona que tiene 30, 40 o 50 años y desea involucrarse en carreras relacionadas a la tecnología, o también sería válido para quien recién terminó sus estudios secundarios y en su camada comparte un espacio de estudio con alguien que tiene la edad de sus padres. Es común, a medida que avanzamos en nuestros estudios terciarios, toparnos con personas de todas las edades. Y ya sea por prejuicios o por algunos comentarios repetidos sin argumentos, puedo asegurar que todos acá conocimos a alguien que dijo: “Ya estoy grande para estudiar otra carrera de cero”. Pero vayamos a la fuente científica y veamos un reciente estudio que comprueba y confirma todo lo contrario: El diario australiano Alzheimer’s & Dementia fue el encargado de llevar adelante y publicar un estudio que intentaba demostrar si el declive cognitivo de un ser humano podía ser reducido a través de actividades estimulantes para el cerebro, tomando como referencia a estudiantes en Universidades que comenzaron sus segundas carreras en una edad avanzada (30 años en adelante). El proyecto incluyó a 485 personas dentro de una Universidad, en su mayoría mujeres, con un promedio de edad de 60 años. A todos se los analizó cognitivamente durante 7 años mientras estudiaban sus carreras. El resultado fue asombroso: El aprendizaje de las personas más grandes mejoraban notoriamente en comparación a los estudiantes más jóvenes. Las principales mejoras se encontraban en el lenguaje, el aprendizaje verbal, la memoria y la memoria episódica. Es más, algunos científicos aseguran que estudiar una segunda carrera a los 50 o 60 años de edad podría ser clave para mantener una mente joven y una buena memoria. Trabajar el cerebro de esta forma te permitirá mantenerte siempre activo. Ahora ya lo saben: No hay excusas. Involucrarse en una carrera universitaria complementa y mejora tu capacidad cognitiva, sea cual sea tu edad. Y si necesitan un consejo para darle a un familiar, pariente o amigo que necesita ese empujón para animarse a estudiar más allá de su edad, ya saben:  ¡NUNCA ES TARDE PARA EMPEZAR DE CERO! 😜🚀


Ver más Posts


Nucba Blog 🎓🚣

Creer que algo es real hace que sea real.

Youtube

Nucbaok

Instagram

Nucba